Sin categoría

Debe haber… otra forma de vivir.

Publicado el
Debe haber…
…otra forma de vivir

Esta entrada está inspirada en la canción del anuncio de 2019 de Estrella Damm  titulada precisamente así. Nosotros sí creemos que hay otra forma de vivir. Y comienza con nosotros mismos. Con nuestro autoconocimiento, con honestidad hacia nosotros y hacia nuestros valores, con respeto hacia nuestros dones.

Porque todo comienza en nosotros. Por eso, hoy, queremos animaros a aprovechar las vacaciones para comenzar a hacerlo desde la calma que este periodo estival nos ofrece.

Pero ocurre que a veces, llegamos a tan ansiado momento con el estrés de todo el año y nos cuesta interrumpir, deshacernos de las prisas, de lo urgente y lo importante. Seguimos queriendo el café o la caña de cerveza servida antes de habernos sentado y cuando empezamos a ser capaces de desconectar tenemos que regresar.

Cuento
«La taza de té».

Hace mucho tiempo un joven muchacho, deseoso de aprender nuevos conocimientos, acudió al viejo maestro con la esperanza de que lo tomase como discípulo.

El viejo sabio tras escuchar las palabras del muchacho, decidió aceptarlo como alumno y enseñarle todos sus conocimientos.

«Muchacho, ven mañana al despuntar el alba y recibirás tu primera enseñanza».

Y así lo hizo el muchacho. En cuanto el sol empezó a asomarse por el horizonte, el joven discípulo se presentó en la casa de su maestro.

«Ven muchacho», le dijo el joven sabio. «Tomemos una taza de té».

Puso delante del joven una taza y empezó a servir el té . Sin embargo, en vez de pararse cuando la taza estaba llena, siguió virtiendo el líquido hasta que la tetera quedó completamente vacía.

El muchacho se quedó sorprendido ante la situación que acaba de ver, pero por respeto a su maestro no quiso decirle nada.

«Por hoy ya hemos acabado», le dijo el maestro. «Ya puedes volver a tu casa. Mañana te espero a la misma hora que canta el gallo».

Al día siguiente el joven discípulo se presentó en casa de su maestro con la ilusión de que ese día empezasen las enseñanzas.

Sin embargo el viejo le sentó de nuevo a la mesa y le puso la taza de té delante llenándola hasta que la tetera quedó completamente vacía.

Y así pasó un mes. Un día, el joven alumno reunió fuerzas y se animó a preguntarle al maestro cuándo empezarían las enseñanzas.

«Muchacho», le dijo el sabio. Hace un mes que empezamos con las lecciones.

«¿Cómo es posible?», preguntó el joven. «Desde hace un mes lo único que hago es sentarme y ver como se derrama el té de la taza».

«Al igual que la taza, estás lleno de opiniones y especulaciones. ¿Cómo vas a aprender si no empiezas por vaciar tu taza?», respondió el viejo sabio.

Propuesta

Aprende ahora una sencilla práctica de meditación sin el ajetreo diario para que cuando tengas que volver puedas hacerlo con una nueva capacidad. Ello, gracias a una nueva herramienta valiosísima y siempre a tu alcance: la respiración.

«Hay gente que nace y luego muere y nunca está consciente de su aliento entrando y saliendo de su cuerpo. Eso muestra cuán lejos viven de sí mismos.» Ajahn Chah

Porque si no respiras… no hace falta que nosotros te lo digamos, ya sabes tú bien lo que pasa. Y aun así, muchas veces contenemos el aliento. Así que desde aquí de animamos a aprender Mindfulness este verano. Es un curso tan sencillo el que te proponemos de iniciación que si tienes hijos, sobrinos, con los que vas a compartir este tiempo, puedes hacerlo con ellos.

Y realmente, el coste que tiene el curso, 20€, no supone nada sobre el extra de las vacaciones.

Ansiedad y Calma no pueden sentirse a la vez.

Como siempre tuyo es el poder de decidir.

Pero recuerda, los beneficios de meditar son grandes y fantásticos, pero requieren que pongas de tu parte práctica. Porque el mindfulness te ayudará a vaciar para poder comenzar.

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *