Crecimiento personalCursos y talleresLibros

Registros Akáshicos

En otras ocasiones ya os hemos hablado sobre los Registros Akáshicos. Y en esta ocasión, queremos referirnos a su historia. Porque los Registros Akáshicos provienen de un conocimiento milenario que ha estado presente a lo largo del tiempo en diferentes culturas y civilizaciones bajo diversos nombres.

El precursor de esta técnica en la época moderna fue Juan Prochaska, un español de origen checoslovaco que se instaló en México en 1936.

Historia

Se dice que originariamente no a todos los humanos les fue concedido el acceso a los Registros Akáshicos, pero transcurrido un tiempo, los creadores desearon que el hombre pudiera volverse creador en su propia dimensión. Entonces los Registros fueron abiertos para todos.

Cuando finalizó el tiempo de la civilización maya sobre la tierra, solo quedaron unos pocos individuos en el planeta en posesión de la llave vibracional para tener acceso a los preciados Registros y esto fue mantenido con reverencia y pureza.

A lo largo de la historia, los citados registros, también denominados archivos, no han pasado desapercibidos para las principales culturas y tradiciones espirituales. Se habla de ellos en diferentes textos sagrados.

Referencias
  • De mi vida errante llevas tú la cuenta; recoge mis lágrimas en tu odre, en tu registro. (Biblia judía, Tanaj. Salmo 56:8-9).
  • … dije entonces: «Heme aquí, que vengo; se ha escrito de mí en el rollo del libro; me deleita hacer tu voluntad, oh Dios mío; sí. Tu ley está dentro de mi corazón». (Biblia ampliada, Salmo 40:7-8).
  • … entonces dije: «He aquí que vengo a hacer Tu voluntad, oh Dios… [para cumplir] lo que está escrito de mí en el rollo de El Libro». (Biblia ampliada, Hebreos 10:7).
  • Tú habías escudriñado cada una de mis acciones, en tu libro estaban todas registradas, mis días listados y determinados, aun antes de que el primero de ellos tuviera lugar. (Nueva Biblia de Jerusalén, Salmo 139:16).
  • … el libro en el cual las acciones de los hombres, buenas y malas, se registran, El Libro de la Vida. (Nueva Biblia de Jerusalén, Apocalipsis 20:12).
  • Y Jesús abrió a [los discípulos] el significado del camino oculto, y del Santo Aliento, y de la luz que no puede apagarse. Les habló de todo lo referente al Libro de la Vida, a los Pergaminos de Grafael, al Libro del Recuerdo de Dios, donde todos los pensamientos y las palabras de los hombres están escritos. (El evangelio de Acuario de Jesús el Cristo 158:3-4).
  • En la mitología hindú, se habla del dios Chitragupta. Al fallecer alguien, esta deidad era la encargada de recitar todas aquellas acciones de vidas de quien partía, acciones que se hallaban anotadas en un “libro”.
  • El budismo también habla de ello denominándolo ‘Memoria del Universo’.
  • Sin embargo, tenemos que esperar hasta el s. XIX para ver un mayor interés en este tema gracias a la teosofía. Es entonces cuando la ocultista británica Annie Bésant (1847-1933) acuña el término akáshico . A partir de ahí, los registros empiezan a cobrar popularidad. Y es gracias a las lecturas que realiza Edgar Cayce en el siglo XX.
Egdar Cayce

Fue uno de los psíquicos más notorios de Estados Unidos. Poseía las capacidades de clarividencia y percepción extrasensorial.

Entraba en estado de trance hipnótico durante sus llamadas «lecturas» (readings) y respondía a las preguntas de la persona que lo visitaba. Era mucha la gente iba a visitarlo en busca de ayuda para sus achaques y dolores. El ARE (Asociación para Investigación y Aclaración) actualmente conserva todas las lecturas.

Fue un gran investigador de la reencarnación a través de regresiones a vidas pasadas.

El retorno de los brujos

Según el escritor francés Louis Pauwels, que narra la historia de este personaje en su libro El retorno de los brujos (Le Matin des Magiciens, 1960, Libraire Gallimard), él era un hombre muy sencillo, sin apenas formación cultural, que cuando dormía era capaz de recetar la solución médica de cualquier enfermedad. Todo ello, consecuencia de un coma en el que cayó con cinco años, a consecuencia de un pelotazo del que parecía que no sobreviviría. Fue víctima de una enfermedad incurable que jamás quiso revelar.

Edgar Cayce también era conocido como el Profeta Durmiente.

Aclaración

Las lecturas de Registros Akáshicos no son adivinación. Son básicamente guía. Se trata de una herramienta que nos ayuda a localizar problemas, patrones de conducta, limitaciones, miedos y bloqueos, permitiendo transmutar y reducir su manifestación física en todas las áreas de su vida.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *