EntretenimientoLibrosRegalos

Una bruja sin escoba

La palabra bruja, que en inglés se dice witch, deviene de una bella y antiquísima palabra y práctica egipcia, Baq.

Significa varias cosas:

Poder femenino, mujer de poder, mujer que conoce su poder y lo usa, mujer que conoce las palabras mágicas o de poder.

O sea que bruja significa «Mujer Empoderada“.

Myriam Wigutov

Cómo sabéis esta web y su blog están enfocados a temas relacionados con nosotros mismos. Con experiencias sobre cómo y con qué nos cuidamos en nuestro día a día.

Somos de los que tratamos de vivir bajo el paradigma “Ser-Hacer-Tener”, pero estos tres verbos están entrelazados pues para Ser es indispensable Hacer y ambas cosas producen el Tener.

Por ello, aquí os hablamos de temas tanto personales, como profesionales o espirituales. Creemos que somos más que una mente o un corazón. Somos mente, somos corazón, somos alma, somos humanos.

Y hoy, lo que quiero contarte es como viví mi día de Reyes: mi auto regalo.

He tenido unas buenas vacaciones. Dos semanas. Pero ya sabéis cómo son estas fechas. Compromisos, cenas, comidas. Y este año, en casa, nos ha tocado preparar Nochebuena, Nochevieja y Año Nuevo. Así que tenía muchas ganas de pasar una tarde conmigo misma. Tenía muchas ganas de leer un libro que me había comprado en preventa de Antonia J. Corrales. Y eso es precisamente lo que ocupó mi tarde de Reyes. Me regalé el ansiado tiempo conmigo misma a través de la lectura de la segunda parte de su trilogía.

A ella, a Antonia, la descubrí hace ya más de tres años. De causalidad me llegó En un rincón del alma y su contraportada me atrapó. Desde entonces, soy fan de ella, de sus novelas, cual quinceañera de su grupo musical.

Las sinopsis de sus novelas podéis leerlas en los enlaces que os dejo.

Yo solo os puedo contar que ella siempre lo hace. Sus novelas son magia. Tienes que leerlas para saber de lo que te hablo pues sus letras, sus palabras, sus frases, su historia te calan y te inundan de sentimientos, de impresiones, de evocaciones. Y cuando finalizas, invariablemente te quedan ganas de más.

Lo que también puedo contaros en relación a la novela que estuve leyendo, es que la historia transcurre en Madrid. Y que además yo voy en la misma línea de metro y mismas estaciones que su protagonista. Y ahora, cada mañana, me siento cómplice de Diana.

Si tienes ganas de saber más de Diana, de la línea 6 de metro, de la estación de Cuatro Caminos, si quieres transportarte a un mundo de percepciones, de afectos y efectos, en el que empatizarás con los diversos personajes, Antonia J. Corrales es tu escritora. Y las novelas de esta trilogía que ya he leído son:

Una bruja sin escoba (Historia de una bruja contemporánea)

La mirada de una bruja (Historia de una bruja contemporánea nº 2)

Deseando estoy que la tercera parte esté disponible.

Y mientras llega, otras de sus novelas son:

Y si fuera cierto.

Epitafio de un asesino: el octavo jinete del Apocalipsis.

Feliz vuelta a nuestras rutinas,

sin dejar de ser,

sin dejar de hacer,

sin dejar de leer.

Berta.

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

2 comentarios en “Una bruja sin escoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *