Crecimiento personalCursos y talleresLibrosRegalos

Siete maneras de practicar Reiki en tu vida

Publicado el

Cuando reiki llega a tu vida lo más habitual es que se quede para siempre. Sin embargo, hay ocasiones en las que los practicantes de primer nivel, tienen dudas sobre cómo practicar reiki en su vida diaria.

Sé que tenemos horarios, obligaciones, jornadas laborales extensas. El cuidado de nuestro hogar, de nuestras personas queridas, de nuestras mascotas. Sin embargo, reiki no tienes que vivirlo desde la obligación, desde el tener que. Reiki tiene que ser para ti como un ritual de belleza, de conexión contigo, de auto cuidado. Se trata de un momento íntimo de conexión contigo misma, contigo mismo, que te recarga y te nutre.

Siete maneras de practicar reiki en tu vida

Por eso, hoy quiero compartir contigo, 7 maneras que pueden ayudarte a practicar el auto tratamiento reiki en tu vida. Porque no quiero que pierdas la motivación para seguir practicando contigo misma esta maravillosa y transformadora disciplina.

Antes, de darte esta lista, quiero insistir en algo que siempre comento en los cursos. Reiki no es una pastilla mágica. Reiki no hace desaparecer nuestros problemas. Pero lo que sí hace reiki es proporcionarnos un espacio de paz, de silencio, de equilibrio. Y ello, nos permite enfrentar nuestros problemas desde otra perspectiva. Y a estas alturas, seguro que todos ya habéis experimentado, en algún momento, eso de cuando yo cambio, todo cambia.

Camino de vida

Reiki es mucho más que unas posiciones de manos. Es una forma de caminar por la vida. Os cuento mi camino en el libro Mi vida con reiki. Y para la práctica de sus cinco principios está mi segundo libro, Reconoce tu poder –conecta con tu esencia-. Porque aquí es donde también un número de practicantes, abandona. Y en este libro propongo ejercicios simples, sencillos, que marcan una gran diferencia.

Y ese es también el propósito de esta entrada. Que estas siete maneras que te voy a presentar, te ayuden y guíen en marcar la diferencia en tu vida.

Vamos con ella
  1. Reiki antes de dormir. Túmbate boca arriba, pon tus manos sobre el chakra corazón y quédate dormido. (Con independencia de mi auto tratamiento diario, yo practico esto cada noche a la vez que hago el agradecimiento por todo lo vivido).
  2. Si eres de los que te quedas dormido según te acuestas, prueba esta otra forma. Ponte la alarma 5 minutos antes. Y entonces, agradece el nuevo día. Lleva tus manos al chakra corazón durante unos minutos y a continuación comienza tu rutina diaria.
  3. Cuando vayas en el coche como acompañante, o en transporte público, de forma discreta coloca tus manos en tu segundo, tercer o cuarto chakra y canaliza reiki mientras dure el trayecto.
  4. Si durante tu jornada laboral tienes que leer algún informe, es también un buen momento. Como en el caso anterior coloca al menos una de tus manos sobre uno de tus chakras y canaliza reiki mientras continúas con tu tarea mental.
  5. Otro buen momento es mientras estás viendo una película en la televisión o en algún dispositivo.
  6. A veces, la impaciencia nos puede. La próxima vez que tengas que estar en una fila, aprovecha a enraizarte bien y a darte unos minutos de reiki. Puedes poner tus manos discretamente y sin llamar la atención en alguno de tus chakras.
  7. Para el auto tratamiento completo solemos necesitar entre media hora y una hora. Sin embargo, un equilibrado de chakras, nos lleva escasos cinco minutos. ¿Dónde? En tu puesto de trabajo, mientras sale el café, en la ducha mientras el agua caliente cae sobre tu cuerpo.
Tres P

Tú ya lo sabes. Reiki es acumulativo. Y siempre es mejor 5 minutos de reiki que nada.

Reiki es tu aliado. Precisa de práctica, paciencia y perseverancia. O de práctica, práctica y práctica. Ese es el auténtico precio que reiki en tu vida te pide.

No te dejes más para después. Y permite que reiki fluya en tu vida.

Además, si quieres continuar con tu proceso de aprendizaje, contacta conmigo, pues este domingo 18 de abril, imparto curso de nivel 2, online, a través de zoom.

Chuden

El nivel dos, denominado CHUDEN, el camino intermedio entre el despertar (nivel 1) y la maestría interior (nivel 3).

C de Camino. El camino de vida a través del reiki
H de huella. Porque a través del camino reiki nuestras huellas son de amor.
U de Unidas. Nuestras manos unidas en Gassho.
D de decidir. Porque vuestro nivel de conciencia así como el de vibración aumenta y vuestras decisiones se vuelven más conscientes.
E de energía. De energía Reiki.
N de núcleo, de tu esencia, tu centro. De conectar y transmitir desde tu esencia.

¿ES TU MOMENTO?

Por si todavía tienes alguna duda sobre los cursos online, te dejo a modo de muestra, uno de los testimonios que he recibido tras estas formaciones.

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *