Crecimiento personal

Personas tóxicas vs. Personas fructuosas

La mayoría de la gente quiere saber cómo eliminar personas tóxicas de su vida.

¿Y si cambias el foco y en lugar de fijarte en las personas tóxicas comienzas a fijarte en las fructuosas?

Cómo identificar a una persona fructuosa:

¿Te anima a ser mejor persona?

¿Te hace creer en ti?

¿Te motiva a desarrollar todo tu potencial?

¿Te impulsa a tomar tus propias decisiones?

Este tipo de personas te inspiran confianza. Sientes que puedes hablar y que eres escuchado. Tal vez parezca que te dan un consejo pero ellas no aconsejan. Dan su punto de vista sobre una situación sin juzgar, mostrando empatía a la par que sinceridad. No te elogian, halagan, ni te tratan dulce y gratuitamente y si tienen que hacerte una llamada de atención lo harán.

Son personas que no trataran de salvarte porque saben que eso solo te corresponde a ti. Ellas estarán ahí si tú demandas su ayuda; también sabrán retirarse cuando así consideren que es lo más oportuno.

Son personas que ayudan en silencio la mayoría de las veces. Incluso se dejan exprimir si es para el bien de esa tercera persona, que en muchos casos, cuando sienta que ya se ha beneficiado de todo lo que necesitaba, desaparecerá por arte de magia. Pero ese no es el problema de la persona fructuosa porque ella se ofrece desde el centro de su ser, desde su esencia.

Las personas fructuosas compartirán y disfrutaran con tus éxitos.

Tratan a todos por igual porque no ven cargos ni títulos y sí personas y a cada una motivará para que de lo mejor de sí misma a sí misma en primer lugar.

Quizás conozca a alguien así en tu entorno. Puede que incluso hayas etiquetado a esa persona de tonta. No te culpes. Parece que vivimos el mundo al revés.

Poema de José Agustín Goytisolo

 

«Érase una vez

un lobito bueno

al que maltrataban

todos los corderos.

 

Y había también

un príncipe malo,

una bruja hermosa

y un pirata honrado.

 

Todas estas cosas

había una vez.

Cuando yo soñaba

un mundo al revés.»


Puede que sea el momento de que te plantees ver la situación desde otro ángulo. «Reencuadre» lo llaman en coaching. Si quieres saber más sobre la técnica de «reencuadre» contacta con José Barroso .

Las personas fructuosas no llevan un cartel ni una camiseta anunciándose como tal. Estas personas saben más de actos que de palabras.

Dicen que no abundan pero yo no lo creo así. Creo simplemente que estamos enfocados más en desenmascarar a personas tóxicas y ahí perdemos la energía. Seamos nosotros mismos, ese es nuestro gran reto. Vivir de acuerdo a nuestros principios y valores, en consonancia con ellos, con coherencia. Y dejemos que los demás vivan también su vida como puedan o sepan, sin etiquetar, sin buscar, dejando que todo ocurra.

“Séamos como el sándalo, que perfuma el hacha del leñador que lo hiere”.

-Rabindranath Tagore-


Berta.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Un comentario en “Personas tóxicas vs. Personas fructuosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *