CuriosidadesLibros

Hugo

«Los perros son nuestro vínculo con el paraíso. No conocen el mal o la envidia o el descontento. Sentarse con un perro en una colina una tarde gloriosa es regresar al Edén, allí donde no hacer nada no era aburrido, era estar en paz».

Milan Kundera.

Febrero 2018

Cuidar de un perro con necesidades especiales no es fácil. Somos absolutamente dependientes de nuestros humanos para vivir, sin ellos moriríamos en cuestión de días. No sólo no podemos andar. Algunos, como es mi caso, necesitamos que se nos vacíe manualmente la vejiga cada ciertas horas día y noche, necesitamos que se nos limpie cuando los excrementos se nos caen del intestino… Por eso, los veterinarios tratan de explicar a los dueños de las mascotas, lo duro que va a ser el camino. Cuando el veterinario le explicaba a Susana como sería mi vida a partir de ese momento, ella pidió unos minutos para hablar conmigo y preguntarme qué opinaba yo. Y me dijo: yo te llevaré en brazos si tú quieres. Y yo le dije: ¡sí, quiero! Y empezamos una nueva vida, en la que nunca me ha bajado de sus brazos. Y nunca me ha faltado la felicidad.

Octubre 2019

¡¡Hoy es mi cumpleaños!! 9 años de una vida feliz, rotundamente feliz, sin poner ni un pero.

Cuando me quedé paralítico, el veterinario que me «cuidaba» entonces, le dijo a mi humana que me sacrificara, porque un perro en silla de ruedas no era un perro, ni tenía una vida digna. Yo a veces me pregunto qué hay de indigno en mí, qué desdicha hay en mi vida, si yo puedo estar con la gente que me adora, tomar el sol a diario, salir a pasear, viajar, comer chuches, repartir besos… nosotros no somos como vosotros y nuestra vida es infinitamente más sencilla que la vuestra. Pienso seguir disfrutando de todo hasta que llegue el momento de partir.

Mi humana me dice: «tu felicidad es mi fin. Verte feliz es lo que me queda después de tu lesión medular». Pero es que yo he sido feliz siempre, antes y ahora. Quizás ella pensaba que por tener sólo 2 patitas buenas, me iba a poner triste. Lo lleva claro. A mí no me pone triste nada de nada. Yo sé que a vosotros, los humanos, muchas cosas os entristecen. ¡Ay, si pudiera enseñaros el don de la felicidad eterna! Todos mis amigos perros se lo saben.

Felicidad

Y es que la vida son momentos de felicidad, como el que viví el día de Sant Antoni del Porquet el año pasado, que fui a la bendición de animales a Gata de Gorgos. Aquello fue una locura!! Porque en el barrio ya me conocen casi todos, pero allí era nuevo y la gente quería saber cosas de mi vida, por qué iba en silla de ruedas y todo eso. Susana siempre lo cuenta muy bien (aunque a veces, lo resume más y a veces menos. No sé de qué depende esto). Al final recibí mi agua bendita y mi trozo de coca!! Y más felices que todas las cosas, nos volvimos a casa.

Susana dice que a mi alrededor se genera mucho amor, que despierto mucha ternura y que yo no me doy cuenta de la cantidad de gente que me quiere.

Y un ejemplo de ese amor, son los regalos que recibimos, como este tan especial: un logo donde salgo yo. Nuestro amigo lo puso en una camiseta para Susana y en un adhesivo para nuestro coche!! ¿Son o no son mágicas algunas personas? ¿Es o no es magia dedicar tu tiempo libre en hacer esta maravilla para mi?

¡Gracias por tanto!

Camisetas para vosotros

Esta mañana he ido a Decathlon a elegir camisetas. Qué bien me lo he pasado!! Sabéis que en Decathlon dejan entrar a los perretes? Una maravilla!! Pues allí y con la ayuda de Lina hemos ido eligiendo tallas, modelos y colores, para que cada uno de mis amigos luzca orgulloso mi «Love on wheels». Después hemos ido a ver el proceso de impresión de una de ellas. Con sumo cuidado Damián le ha ido dando forma al sueño de mi humana: ayudar a la protectora BICHOS RAROS, dedicada al cuidado de perros como yo.

Feliz, ya puedo descansar.

Ha empezado el sueño.

Mil gracias a Lina, a Damián y a Decathlon!!

Alejandro Palomas

Sí, el mismísimo autor del libro, Un perro (Áncora & Delfin)  me lo dedicó en Sant Jordi el pasado año. Podéis ver la dedicatoria en mi Instagram, pero dice así:

Para Hugo: Porque das más de lo que recibes y porque tus ojos son la vida toda. Un abrazo.

 

Nosotros no tenemos nada más que añadir. Los perros con necesidades especiales son igual de adorables que los que no los tienen.

Lecturas recomendadas

Mi perro y yo

Tu perro piensa y te quiere: Entrenar perros no es como te lo habían contado

Espérame en el arcoíris: Cómo afrontar el duelo por la pérdida de tu mascota

Perros con arte: Amigos: Un libro de colorear para adultos

El Gran Libro de los Perros: Los mejores relatos, ensayos y poemas de la literatura canina universal

A través de mis pequeños ojos

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *