CreatividadCuriosidades

Halloween

Publicado el
Halloween

Esta fiesta tiene su origen en el festival celta de Samhain. Se refiere a la última noche de otoño antes de que lleguen el frío y la oscuridad del invierno. Y es considerada como el Nuevo Año Celta.

Los druidas creían que el mundo sobrenatural se aproximaba al mundo físico durante la noche del 31 de octubre. Estimaban que los sortilegios eran más potentes y la predicción del futuro más reveladora.

Y la noche de Halloween es tradicionalmente una noche llena de magia. Nos recuerda que somos seres increíbles, mágicos, únicos e irrepetibles. Somos alquimistas de nuestras vidas y podemos transformar las sombras en luz.

Celebrar

Y como en toda celebración que se precie, no deben faltar los dulces. Así que te proponemos combinar magia con sabor.

Hazte con objetos de plata pequeños para introducir dentro de la tarta que vas a preparar para la fiesta. Tantos objetos como número de asistentes. Al cortar la tarta a cada asistente le tocara una de las piezas.

Antes, habrás elaborado una lista, con el significado de cada pieza. Así por ejemplo, si pones unas campanas, significarán boda a la vista. Una moneda, prosperidad; una trébol, suerte; una tortuga, salud; una llave, nuevas oportunidades; el elefante, sabiduría; mariposa, transformación.

Pincha aquí, para hacerte con 60 piezas. O aquí si prefieres 100 unidades de plata tibetana.

Y por supuesto, como estamos de fiesta, pide a tus invitados que lleguen disfrazados. Nada de comprar. Hay que poner la creatividad a trabajar y confeccionarse uno con cosas que cada uno tenga en casa.

Se dice que los gatos negros es un disfraz que utilizan las mismas brujas para pasearse tranquilamente por la ciudad. Por eso una de las tradiciones de Halloween advierte que si un gato negro se te cruza por delante en esta noche la mala suerte caerá sin remedio sobre tu cabeza.
¿Sin remedio?
¡No! Hay un antídoto: cuando te pase eso da inmediatamente siete pasos hacia atrás y…
¡maldición conjurada!
La tarta

Existen multitud de recetas de pasteles de calabaza. Nosotros hemos elegido uno sin gluten, fácil de hacer que podéis leer en la web de singlutenismo.

Y ya, con la tripita llena, no lo que no debes hacer es… quedarte dormido.

Paralysis – No te quedes dormido

Ahora, apagad las luces, subid el volumen y disfrutad de este corto. No apto para menores.

 

Y si al finalizar os quedan ganas, podéis leer algunos poemas. Aderezados todos, con la música que tú elijas.

¡Feliz noche!

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *