Crecimiento personal

Convierte tu «debilidad » en fortaleza.


Hoy hace tres años que salí del hospital. Me extirparon tiroides por una enfermedad autouinmune, hipertiroidismo «Graves-Basedow«. Quizás otro día os hable de ella, de mi enfermedad, de cómo me puso en contacto conmigo misma, de cómo me gritó que me hiciera caso y me expresara y de cómo consiguió que siguiera haciendo cambios en mi vida. No los que yo quería sino los que realmente necesitaba. Porque ya sabéis que querer y necesitar no son sinónimos.

Pero vayamos a lo que esta enfermedad, o lo que a su paso por quirófano me enseñó y que da título a este post. Cuando estudié coaching, hubo una enseñanza que me tocó más en profundidad que otras. Ésta es: convierte tus debilidades en fortalezas. Siempre supone un reto. Y así me tomé yo la cicatriz a modo de sonrisa en mi cuello y que apenas se distingue ya. ¡Gran trabajo el de los cirujanos a todos los niveles!

 
Además, cuando cree el curso online «Ahora, yo soy, yo cuento», al volcar toda la experiencia de mis últimos 20 años de lectura, estudio y práctica de diversas materias tuve la evidencia de que la mejor marca personal para las redes sociales y para nuestra vida es la autenticidad, el ser nosotras mismas. Somos únicas e irrepetibles, cada una con sus dones y talentos, con sus virtudes y sus aptitudes. Cada una con su propia luz.

Sin darme cuenta, gracias a mi sonrisa cicatriz, hice de mi cuello, una marca de identidad. Siempre he sido de llevar bufandas, fulares y a veces, tímidamente, pañuelos. Esta vez era una necesidad. Al principio me daba vergüenza mostrar mi cicatriz y estar en la oficina con bufanda no era agradable. Rescaté mis pañuelos de cuello, y los convertí en una seña de identidad. Soy Berta y sus pañuelos.  Y así fue como mi “debilidad” se convirtió en fortaleza.

Berta

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

2 comentarios en “Convierte tu «debilidad » en fortaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *