Crecimiento personal

Cómo liberar problemas

Cómo liberar problemas

Hoy te traemos una nueva meditación guiada de nuestro canal en Ivoox, especialmente diseñada para que puedas liberar problemas, cargas, a lo largo del mes y medio que queda antes de que llegue el 2020.

Zona de confort

Y es que a veces, nos acostumbramos tanto al ritmo de vida, a nuestros problemas más o menos cotidianos, que no nos damos cuenta de la carga que vamos acumulando.

Otras veces, lo sabemos, pero no sabemos cómo deshacernos de esas cargas que nos mantienen en una zona de disconfort. Así que quizás, es bueno primero liberarse y una vez te vas sintiendo más ligero, puedes comenzar a pensar mejor y preparar una nueva zona, esta vez, de confort.

El árbol de los problemas

Además de la meditación hoy queremos también compartir contigo un cuento de Jorge Bucay

El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar mi vieja granja, acababa de finalizar su primer día de duro trabajo. Su cortadora eléctrica se había averiado, y le había hecho perder una hora de su trabajo, y ahora su antiguo camión se negaba a arrancar.

Mientras lo llevaba a su casa, permaneció en silencio.

Una vez que llegamos, me invitó a conocer a su familia.

Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.

Al entrar en su casa, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara sonreía plenamente. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa. Posteriormente me acompañó hasta el coche.

Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad, y le pregunté acerca de lo visto cuando entramos.

– «Ese es mi árbol de los problemas», contestó.

– «Sé que yo no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero hay algo que es seguro: los problemas no pertenecen ni a mi casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. Así que, simplemente, los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego. Después, por la mañana los recojo otra vez. Lo más divertido es que… cuando salgo a la mañana a recogerlos, ni remotamente encuentro tantos como los que recordaba haber dejado la noche anterior.»

Testimonio

En uno de los muchos talleres grupales que José desarrolla, estuvo trabajando precisamente con El árbol de los problemas.

Os dejamos este video, con el testimonio de dos de las asistentes al taller. Al fondo, en la pared, podréis ver, el árbol que improvisamos, y cada uno de los post-it representa un problema concreto que cada asistente fue depositando.

 

Recuerda

Nada desperdicia más energía que preocuparse.

Date permiso. Date un respiro y dale al play.

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *