Autoestima

El desarrollo de la autoestima desde la PNL plantea que ésta se logra en la medida que aprendemos desde las dimensiones de nuestras vidas:

  • El cuerpo
  • La mente
  • El lenguaje
  • El espíritu
Dimensiones del ser humano
La sincronización entre esas dimensiones permitirá mayor congruencia como seres humanos. Solo desde esos espacios de congruencia y consistencia, alcanzaremos cada vez más niveles de madurez y de autorrealización.
Desde el punto de las relaciones interpersonales permitirá establecer relaciones de interdependencias. Esto se expresará a través del compartir, respeto mutuo, establecimiento de expectativas, espacios y limites así como también las pautas que regirán el comportamiento mutuo en dichas relaciones.
Otros aspectos relacionados con las dimensiones cuerpo, lenguaje, mente y espiritualidad, son la congruencia, las creencias, capacidades, los valores, el propósito de vida.
El esquema de la foto anterior y sus interacciones representa que somos un sistema donde nos mueve la energía; que estamos regidos por un fin de interrelaciones a nivel del cuerpo, mente, lenguaje y espíritu.
Cada ser humano tiene una necesidad propia consciente o inconsciente de dejar un “Legado” en esta vida. Ello obedece a nuestras necesidades espirituales de trascendencia y responde a palabras claves que el “ser” se va formulando desde muy temprana edad con ayuda de sus padres, familia, profesores. Todos son fundamentales para dar respuesta a las preguntas, para la conformación de su autoestima, valores, creencias y percepciones de sí mismo.
¿CÓMO NOS PERCIBIMOS Y PERCIBIMOS A LAS DEMÁS PERSONAS?
En nuestras decisiones para lograr cambios positivos y crecer como persona juegan un papel muy importante, el determinar cómo nos percibimos igualmente como percibo a las otras personas y al mundo, este es uno de los procesos neurológicos más complejos y subjetivos, ya que en un el acto de percibir entran en juego simultáneamente tres variables:
  1. ¿Como me estoy percibiendo en este momento?
  2. ¿Como percibo al otro?
  3. ¿Cómo percibo la situación?
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *